Skip to content

El Chocolate

Historia del chocolate

2000 A.C.: Los mayas y los aztecas ya están utilizando los granos de cacao para realizar una bebida amarga. Esta bebida, era la preferida por los monarcas en las ceremonias, siendo para los aztecas el cacao el alimento de los dioses. Ya eran conscientes de sus propiedades tonificantes y energizantes, pudiéndola consumir con harina de maíz, miel y chiles.

El primer europeo en probar esta bebida pudo ser Cristóbal Colón en su cuarto viaje por las Américas en torno a 1.502, aunque las muestras que trajo a los reyes católicos no tuvieron éxito por su aspecto amargo, picante y sucio.

Años después, Hernán Cortes describió esta bebida así: “cuando uno lo bebe, puede viajar toda una jornada sin cansarse y sin tener necesidad de alimentarse”.

La bebida de chocolate fue popular entre los religiosos destinados en Méjico, y cuando regresaban a España trajeron el cacao consigo.

Con el tiempo se introdujo en los estratos más altos de la sociedad española y europea.

Cada país lo adapta a sus hábitos de consumo pero sólo la realeza y las clases privilegiadas lo utilizan siendo un signo de riqueza y poder.

El primer paso importante, fue la solidificación del chocolate para obtener la tableta. El Italiano Doret fue el primero que solidificó el chocolate en Turín.

En 1830 el químico Conrad Van Houten, fue capaz de extraer la materia grasa contenida en el cacao en grano para producir cacao en polvo. Fue una revolución que ayudó a combinar el chocolate y el azúcar.

El tercer hito fue italiano y consistió en el invento de los bombones que se preparaban con una pasta de cacao hecha a mano y moldeada toscamente.

El cuarto gran momento fue suizo: la invención del chocolate con leche hacia 1875 por parte de Daniel Peter, gracias al aprovechamiento de la leche en polvo creada por Henri Nestlé.

El chocolate: Extraordinario para la salud

Además de ser uno de los alimentos más agradables al paladar que existen, el cacao es una importante fuente de nutrientes. No solo nos hace más agradable la vida, sino que nos ayuda a mantenernos sanos.

En la moderación, el chocolate puede ser muy beneficioso para la salud. De hecho, el grano de cacao contiene magnesio, fosforo, hierro, potasio, antioxidantes y vitaminas B y E.

Dichos antioxidantes naturales, protegen nuestras células y evitan las agresiones del exterior que la hacen envejecer prematuramente, siendo un buen preventivo frente a ciertos tipos de cáncer.

Los beneficios reconocidos de chocolate:

  • Eufórico y la lucha contra la depresión.
  • Fuente de energía a través de la acción combinada de magnesio y azúcar.
  • Estimula el cerebro.
  • Protege contra el envejecimiento celular.
  • Reduce el riesgo de enfermedad cardiaca .
  • Beneficios en mujeres postmenopáusicas.

Conviene recordar que la concentración de todos estos nutrientes y por tanto de dichas cualidades aumenta cuanto más puro es el cacao, teniendo menos aditivos y menor porcentaje de manteca de cacao y azúcar.

Diversos estudios aseguran que es muy beneficioso para el organismo ingerir una porción de chocolate cada día.

El chocolate como afrodisiaco

Mucho se ha hablado sobre los efectos afrodisiacos del chocolate. Los aztecas fueron los primeros en afirmar tal mito. Todo tiene su explicación y su razonamiento.

El chocolate es rico en triptófano, un aminoácido precursor de la serotonina, sustancia que se relaciona con el placer y el humor, de aquí que se piense que comer chocolate puede redundar en tener placer o mejor estado de humor.

Otra de las sustancias que contiene el chocolate considerada como afrodisiaca es la feniletilamina, un estimulante relacionado con las anfetaminas y segregado cuando la gente se enamora.

Sea por una sustancia o por otra o por las dos al mismo tiempo, parece que las investigaciones apuntan a que las cantidades que contiene el chocolate de estas sustancias afrodisiacas son demasiado bajas como para tener algún efecto notable.

Otra cosa son los posibles efectos psicológicos que pueda tener el comer chocolate, pero lo que es en el plano fisiológico, el comer chocolate no va a tener efecto afrodisiaco, y si lo tiene es mínimo.

Efectos euforizantes del chocolate

El chocolate es un liberador natural de endorfinas, por lo que nos hace sentir bien al consumirlo. Contiene feniletilamina (sustancia de la familia de las anfetaminas), por lo que produce sensación de bienestar y euforia.

También dispone de propiedades estimulantes al tener alcaloides al igual que el café y el té.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: